Testimonios

Cómo es un Ritual Thelys? Aquí tienes las sensaciones y los recuerdos de los protagonistas de algunas ceremonias Thelys:

No soñé sobre mi ceremonia en realidad, elegí dejarme sorprender. Fue una sorpresa maravillosa, el sol y la brisa ligera, las caras queridas, las voces mezcladas con los pétalos de las flores, el color rojo del traje de mi maestro, el calor, el amor en los ojos de mi esposo…
…Las ceremonias muy a menudo son un cliché, hasta aburridas. Pero este tipo de ceremonias ofrece a las personas la posibilidad de expresar su personalidad y particularidad.
(Tanja)

Elegí este ritual porqué tenía sentido para mi…Fue muy bello. Intimo y compartido al mismo tiempo. Una reunión de amigos y familia en un maravilloso jardín, bendiciones y deseos auspiciosos para todos. Colores de sabiduría, risas, corazón y danza. Sonrío y al mismo tiempo me conmueve pensar en ese momento y en ese lugar. Estado de gracia. Me siento muy agradecido.
(Emeric)

Fue por casualidad que La Negra me habló de una boda que había celebrado hacía poco y me pareció una propuesta maravillosa que encajaba con nuestra idea de hacer algo especial, personalizado, y sobre todo que no fuera teatro como ocurre en algunas celebraciones civiles…
Toda la ceremonia me gustó, me sentí cómoda en todo momento, pasaron los acontecimientos tal y como los habíamos planeado y en conjunto quedó de maravilla! Una curiosidad que recuerdo con mucha emoción fue el hecho de girarnos un cuarto de vuelta para recibir la bendición de cada elemento: en el cuarto de vuelta en el que de repente estábamos los dos de cara a los 150 invitados fue alucinante, me botó el corazón y mi sonrisa se hizo todavía más grande de lo que ya era!
(Ester)

Deseábamos casarnos, celebrar nuestro amor, comprometernos, y darle un valor sagrado a nuestra unión… Y no queríamos hacer todo eso en una iglesia puesto que no somos creyentes, ni en un juzgado. Queríamos que quien dirigiera el ritual fuese alguien cercano, que fuera genuino, auténtico, y que pusiera todo su corazón en ello, como íbamos a hacer nosotros.…Siempre sonrío cuando recuerdo lo que nos dimos de comer y beber. Y las pulseritas que nos atamos. La entrada al espacio sagrado y todos los movimientos que hubieron, como si de una coreografía sagrada milenaria se tratara.
…Si mi marido y yo conseguimos una ceremonia en la que ambos nos sintiéramos cómodos, creedme, cualquier persona encontrará la suya.
…Hay que recordar la dimensión sagrada de las cosas, darle a esos momentos el valor que merecen, y celebrar con quienes tú decidas esos momentos cruciales para reconocer su importancia, agradecer su existencia y compartir su presencia en tu vida,  a poder ser todo con mucho amor, magia y autenticidad!
(Cristina)

Gracias por tu presencia sencilla, llena de dulzura y de comprensión.
Gracias por la manera en la cual has preparado y animado la celebración con tantos elementos distintos y para invitados de distintas creencias religiosas.
No es para nada evidente encontrar gestos y palabras verdaderos en situaciones como la del domingo!
(André. Sacerdote católico que participó y dio su bendición en un ritual Thelys)

http://www.thelysrituales.com/
thelysbcn@gmail.com

Anuncios