El viaje de Don Jorge por La Negra

El 10 de abril de 2013 murió mi padre. Una de sus manos la sostenía mi hermana, la otra yo misma. Se fue por propia decisión y en estado de plena conciencia. Hacía ya varias semanas que había empezado a hablar de su muerte, tal como vivió su vida, sin miedo, con plenitud y coraje.

Mi viejo fue un hombre apasionado, salvaje por momentos. Vivió con intensidad, amó y disfrutó, sembró mucho como dijo su amigo Miguel.

Llegué a mi pueblo advertida del estado terminal del viejo por mi hermano Facundo el sábado antes. Sigue leyendo

Anuncios