La Danza como Rito (de Michel Raji)

ph. Marc BoyerphMarcBoyer

Desde el Ritual hasta la Ritualización

El Rito

El rito es la fuente del ritual, de la ritualización. “Algo” que no se explica, que se manifiesta en el presente. Sin esperar a que venga, se invoca, se incorpora.
También es una dimensión que se nos escapa, el invisible de un instante que se anima en la presencia a través de la vida, del arte, de lo sagrado.

El Ritual

El ritual es la forma que se crea, una estructura organizada en el espacio-tiempo, a través de la cual la sabiduría, la esencia del rito, puede manifestarse en el estudio completo de la naturaleza y de la cultura de lo que existe.

La Ritualización

La ritualización es lo que se ritualiza,  en el cuerpo de cada uno, con la respiración, una puesta en acto de lo que es. Es hacer visible y legible lo que ya existe, pero que es trascendente por su naturaleza.

Proceso ritual y ritualización y la danza como ritual

En primer lugar creamos un ritual, entonces lo ritualizamos (la ritualización del ritual).
A continuación, nos aseguramos de que esto no se convierta solo en una fórmula, una forma que ha perdido su contenido (su función existencial de servir para el cumplimiento del rito en su esencia).

El ritual se lleva a cabo en varias ocasiones, en varios momentos, en diferentes lugares.
Nos conectamos a la esencia del rito para adaptar el ritual a la vida, a los seres vivientes. El ritual debe adaptarse y también evolucionar con el tiempo. Lo trabajamos constantemente para mantenerlo al servicio del rito, en relación con la situación real y no lo contrario, es decir imponer la forma a pesar de su incoherencia contextual.

El ritmo juega un papel clave en el cumplimiento y en la manifestación esencial del rito.
Es necesario hacer vivir el ritual y sus ritualizaciones a través del juego del ritmo, de las energías respiratorias, gestuales y sonoras, para que las sensaciones, las percepciones, se esculpan y creen arquitectúras que van más allá de nosotros, originando un sentir que cambia nuestra forma de ser y de pensar el mundo.

Cuando el rito se manifiesta, el ritual se trasciende. El ritualizador (el/la intérprete del ritual) deja el espacio al rito y se convierte en el.
Cada ser en estado de presencia es transportado por la ritualización, y acaba impregnado del rito en su esencia.

Michel Raji Chorésophe, 14 julio 2016

Anuncios

El deseo de ritualizar por La Negra

“La llamada es a celebrar nuestros pasajes vitales de una manera armónica y orgánica y no desde la respuesta a esa herida, a esa brecha que se abre cuando no somos reconocidos ni aceptados.”

DSC_0146

Después de un proceso interno muy personal, de entrenamiento físico y mental alucinante, mi hija Amalia ayer dejó los pañales. Este fundamental logro -la capacidad de controlar esfínteres- nos acompaña a lo largo de nuestra vida para abandonarnos, en la mayoría de los casos, en la vejez, muy cerca de la muerte o en ocasiones excepcionales extremas.

Ayer Amalia Sigue leyendo