El deseo de ritualizar por La Negra

“La llamada es a celebrar nuestros pasajes vitales de una manera armónica y orgánica y no desde la respuesta a esa herida, a esa brecha que se abre cuando no somos reconocidos ni aceptados.”

DSC_0146

Después de un proceso interno muy personal, de entrenamiento físico y mental alucinante, mi hija Amalia ayer dejó los pañales. Este fundamental logro -la capacidad de controlar esfínteres- nos acompaña a lo largo de nuestra vida para abandonarnos, en la mayoría de los casos, en la vejez, muy cerca de la muerte o en ocasiones excepcionales extremas.

Ayer Amalia expresó muy claramente que ya está lista para ir al lavabo sola y me pidió braguitas con corazones. Salí rápidamente a comprar unas y mientras lució otras a lunares que se encargó de mostrar a cada persona que se cruzó en su camino. Su alegría y su necesidad de compartirla eran evidentes. Durante la cena lo comentamos felices e improvisamos un postre especial para celebrar de manera exquisita nuestro simple ritual familiar.

Como Seres Humanos tenemos la necesidad de celebrar, cada uno con su estilo, -pero casi siempre compartiendo con los demás- los momentos importantes de la vida. Los cambios, los logros, las transformaciones, las pérdidas… Los pasajes fundamentales. Cuando no nos damos el espacio para conmemorar un momento clave, cuando no tomamos conciencia de su relevancia lo que queda es un vacío, mejor diría un agujero raro e incómodo.

Por ejemplo cuando una niña tiene su primera menstruación y este hecho pasa “sin pena ni gloria” (o con más pena que gloria, en muchos casos) hay algo del desarrollo de su sexualidad que no es reconocido, algo de esa mujer que se va perfilando que no es acogido ni acompañado. En su lugar hay un abandono, una indiferencia, una suerte de “traición cultural”. Una herida.

Cito textualmente un magnífico libro, “El fuego secreto de los filósofos” de Patrick Harpur: “Si, por alguna razón, se aplazan los ritos de pubertad, los jóvenes pueden llegar a la adolescencia o a los veinte años, pero siguen siendo niños. Sin iniciación no hay estado adulto. La transformación ritual –transformación imaginativa- tiene precedencia sobre el cambio meramente biológico, exclusivamente literal. La incidencia universal de los ritos de pubertad sugiere que son arquetípicos, un requisito fundamental para el alma. No sorprende, pues, que los adolescentes de la sociedad secular occidental, que están privados de ritos oficiales, busquen inconscientemente una verdadera iniciación a través del alcohol, drogas, sexo y rock and roll. Anhelan salir de si mismos, salir de sus cabezas; necesitan positivamente el miedo, el dolor y la privación para saber si pueden soportarlo, para saber si son hombres y mujeres, para saber quienes son. Quieren la escarificación –cicatrices, tatuajes, piercings-para presumir. Algunos incluso cometen crímenes específicamente para sufrir un castigo –la iniciación de la prisión-, y en cambio sólo reciben tratamiento psicológico.”

En el mismo texto el autor explica que no existe cultura que no practique o haya practicado la iniciación (conjunto de ritos y un cuerpo de enseñanza que transforman a un niño en adulto) y que estos ritos se caracterizan por una serie de “pruebas” (que desde nuestra perspectiva occidental actual podríamos calificar como duras o muy duras) por las que el niño o la niña deben pasar: encierros, enterramientos, privaciones…

La maravilla de lo expuesto por Harpur es darnos cuenta que de una manera u otra las personas nos afanamos por celebrar estos pasajes vitales, más allá de nuestras opiniones personales de cómo logramos hacerlo.

La llamada ahora es a celebrar nuestros pasajes vitales de una manera armónica y orgánica. Acompañados de las personas que elijamos y no desde la respuesta a esa herida, a esa brecha que se abre cuando no somos reconocidos ni aceptados. Las puertas se abren –o se reabren-, el abanico se despliega. Tenemos derecho a celebrar nuestros rituales.

La Negra. Barcelona, Abril 2016.

PD: Amalia tiene dos braguitas con corazones que luce pletórica.

http://www.thelysrituales.com/
thelysbcn@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s